¿Cuál es el precio de una locución?: Cómo calcular una tarifa de locutor.

¿Cuál es el precio de una locución? Hoy vamos a descubrir cómo calcular una tarifa de locutor. Dependerá de algunos factores y del tipo de proyecto.

¿Cuál es el precio de una locución? Hoy vamos a descubrir cómo calcular una tarifa de locutor. Dependerá de algunos factores y del tipo de proyecto.

¿Quieres saber cuánto puede costar una locución para ese trabajo que tienes en mente? Si estás preparando un proyecto y buscas presupuesto, no des más vueltas. Consultame y te daré un presupuesto personalizado.

Este artículo puede ayudar a clientes y compañeros de profesión que buscan calcular correctamente el precio de una locución.

Una de las preguntas que más le hacen a un locutor, no tiene nada que ver con la calidad de sus locuciones. Tampoco con la acústica de su cabina de grabación insonorizada. ¿Por qué un locutor online cobra lo que cobra?

Vamos a hablar de uno de los temas que causa más dudas en el sector de la locución profesional. Sin embargo, a pesar de que no se habla mucho de ello, nuestros clientes no piensan en otra cosa. Hoy vamos a hablar del precio de una locución y de cuanto gana un locutor. Y además, vamos a intentar poner en valor, no solo el trabajo de un locutor sino también los derechos de su voz.

Buy Out: Derechos sobre la voz

Quiero empezar dando importancia al término Buy Out.

Como no me gustan mucho los anglicismos, te diré que esta palabreja se refiere a los derechos sobre la voz. En España los derechos sobre nuestra voz están recogidos dentro de los derechos de imagen, en el artículo 18 de la Constitución Española.

Para los locutores, estos derechos son nuestra moneda de cambio y nuestra forma de vida. Poco tiene que ver el tiempo que podamos dedicar a una locución, el tiempo que nos pasamos formándonos, haciendo marketing, escribiendo correos o diseñando nuestra web. Nuestra verdadera fuente de ingresos es el uso que se haga de nuestra voz.

En otros países esto es algo muy aceptado. En España es algo que continuamos peleando.

Y es que, si una empresa o marca sigue utilizando tu voz durante más tiempo del estipulado, debería seguir pagándote por utilizar tu voz, sobre todo si sigue generando ingresos gracias a ello.

En este vídeo de La General de Locutores, Andrés Zozaya Nieto, especialista en propiedad intelectual y consultor legal, explica los derechos de la voz en España.

¿Cuánto cuesta realmente una locución?

Es hablar de dinero y a todos se nos abren las pupilas 👀

Cuanto puede costar contratar a un locutor depende mucho del caché y “la fama” que su voz tenga en el mundillo.

Muchos clientes quieren voces que resulten conocidas y cuantos más trabajos importantes hayas realizado más querrán contratarte. Como seguro sabrás, en la televisión se acude mucho a los actores de doblaje para la locución de spots, ya que su voz nos suele sonar a todos y nos resulta más familiar (además de que son excelentes profesionales con años de experiencia).

Sin embargo, los actores de doblaje pueden ser también los más caros, ya que el volumen de trabajo que suelen tener les impide aceptar encargos por falta de tiempo.

Además del caché que pueda tener un locutor, hay otros elementos que suelen indicarnos cuánto puede costar una locución.

En el mundo del doblaje, los actores son contratados por un estudio y se les paga cada take (fragmento) según el convenio. En publicidad y otros trabajos, los locutores pueden ser autónomos y ofrecer sus servicios (su voz) por su cuenta, ya sea a través de un estudio o agencia o directamente.

El precio de una locución

Si eres locutor y estás empezando, sigue leyendo. En este artículo encontrarás algunos tips que te ayudarán a crear tus propias tarifas como profesional.

¿Me vas a cobrar tanto? Pero si no te cuesta nada!

Antes de meternos en faena con los precios de una locución, quiero detenerme en el sonrojo que estos precios suelen causar a algunos clientes.

En otros sectores profesionales (electricista, mecánico ) los precios están mucho más aceptados. Cuando un técnico acude a tu casa a reparar tu lavadora, das por hecho que te va a cobrar lo que tiene que cobrar. Normalmente te puede parecer una barbaridad para 10 minutos que le ha llevado el trabajo. Pero la formación que ha recibido, su alta especialización y el hecho de estar dado de alta (seguramente como autónomo) le llevan a cobrar esa cifra por su profesionalidad. Y normalmente a eso no le vamos a poner pega.

¿Cuanto gana un locutor? Depende de algunos factores.

Sin embargo, el mundo de la locución es mucho más desconocido. Raramente alguien se cuestiona la formación y horas de práctica que tiene que tener un locutor para enfrentarse a un texto. Ni la preparación que ese texto tiene previamente antes de comenzar la grabación.

Aquí hago un alto nuevamente en el camino para contaros que he visto a gente no-profesional pasarse más de una hora para grabar una cuña de radio y hacerlo pésimamente. Esto supone un alto precio en tiempo perdido y la calidad tan baja obtenida (que nos obligará a tener que volver a grabar, esta vez con alguien profesional). Pero sigamos con lo nuestro.

En el mundo de los locutores freelance que tienen estudio propio, tampoco se tiene en cuenta el enorme coste de los equipos que se utilizan para que la grabación tenga calidad y suene limpia. Sin embargo, si el locutor graba en un estudio profesional, habrá que sumar el coste de contratar el estudio y el técnico de grabación durante el tiempo necesario para realizar el trabajo.

Realmente, el precio nos va a dar una idea de lo profesional que puede ser un locutor sin necesidad de escuchar sus demos. Ya que un locutor que cobra demasiado poco, a menudo no tendrá preparación o conocimiento del sector, ni tendrá el equipamiento necesario para llevar a cabo un trabajo de calidad sin ruidos molestos ni fallos en la grabación (clips, popeos, ruidos eléctricos…). Si un locutor no es profesional, se notará en su trato con el cliente y en la capacidad de resolución ante posibles conflictos o imprevistos. ¡Un desastre!

Un locutor profesional o un locutor online, tendrán a su disposición el equipo necesario para realizar una grabación con calidad. Tienen experiencia y pueden aportarla en la locución del texto, extrayendo de él matices que ningún otro podría. Ni siquiera una IA.

Cuanto cuesta un locutor

¿Cómo saber el precio de una locución?

Pero vamos a ver! Entonces ¿como sé lo que puede costar una locución exactamente? ¿Cuanto gana un locutor? Deja de dar vueltas Raúl!

Si has leido el post paso a paso sin saltarte nada, ya te habrás dado cuenta de que son varios los factores que pueden afectar al precio de una locución. Desde la profesionalidad del locutor y su formación, la experiencia, el equipo y otro personal que pueda hacer falta para realizar la grabación, hasta la fama o el caché del locutor que queremos que grabe para nosotros.

Pongamos que ya tenemos claro qué locutor queremos que realice el trabajo y que no tenga un caché muy especial. Los locutores no cobramos solo por el trabajo en sí de locutar el texto. No se trata de leer en voz alta, como algunos piensan. En nuestro caso no cobramos por horas trabajadas, aunque una hora sí puede ser la medida mínima para algunos trabajos.

Los locutores cobran por el trabajo realizado y por los derechos su voz y el uso que se va a hacer de ella, como comentamos antes. Un locutor puede conceder un permiso para hacer un uso muy específico de su voz. Cualquier uso que esté fuera de lo pactado, puede ser denunciable. Por eso, es importante dejar claras las condiciones de contratación.

Yo solo te enseño la puerta, tú eres quien debe atravesarla.

Como no hay dos trabajos iguales, estos son los factores que pueden ayudar a diseñar un presupuesto de locución:

1. Tipo de locución o uso

Es, posiblemente lo primero que queremos saber cuando nos enfrentamos a un proyecto como locutores. Qué tipo de uso se va a hacer de la locución y cual es el fin.

Aunque no es algo determinante para el precio final, sí nos da una pista del rango de precios por el que nos podemos mover. Dependiendo de si el trabajo es para un spot de televisión, un e-learning o una cuña de radio, podemos hablar de precios muy diferentes entre sí. Un spot de televisión puede llegar a millones de espectadores, mientras que el uso de un e-learning será mucho más reducido.

2. Emisión o distribución

En este tipo de productos intangibles, como puede ser una locución o los derechos de una canción, el precio puede cambiar conforme al tipo de distribución o emisión que se va a hacer del trabajo final. No es lo mismo que una cuña de radio vaya a sonar en una sola radio en una ciudad, que en multitud de emisoras por todo el país. Una vez más, estamos hablando de cuánta gente va a escuchar la pieza.

3. Texto de la locución: Número de palabras o duración

El número de palabras determinará mucho el precio de la locución. Pero antes debemos conocer el uso que se va a hacer de la grabación. No se cobrarán igual 10 palabras en un spot que en una locución para un podcast. Hay trabajos en los que se presupone que los textos son más largos y por ello, el precio de cada palabra disminuye drásticamente. Un ejemplo de ello son los audiolibros o los e-learning.

En un e-learning es seguro que tendremos que grabar bastantes más palabras que en una cuña de radio. Por eso el precio de cada palabra o cada minuto se tarifica de forma diferente en cada tipo de producto.

También influirá si el texto es complejo o conlleva otras exigencias como puede ser el lip-sync (sincronización labial en un vídeo)

4. Periodo de uso

Volvemos a hablar de los derechos de uso sobre la voz. Un locutor te puede dar permiso para utilizar esa grabación durante un periodo concreto. Finalizado ese tiempo, si vas a seguir usando la pieza, tendrás que volver a hablar con él y solicitar que te renueve la licencia de uso.

5. Dificultad de la locución y retakes

En menor medida, otros factores como la dificultad que pueda tener una locución puede hacer que resulte un poco más cara. Si el texto incluye palabras o frases en otros idiomas, términos extraños (médicos o técnicos) o interpretación de varios personajes en una sola voz (audiolibros), el coste final puede ser diferente.

Otro de los factores que puede influir en el precio de una locución es que haya que realizar rectificaciones del texto una vez grabado y haya que re-grabar (retake) de nuevo algunos fragmentos del audio. Esto es bastante complicado ya que el locutor se tiene que poner en situación (sobre todo si es un día de grabación diferente) y tiene que intentar que su voz suene igual para que no se noten saltos. Esto sin tener en cuenta otros detalles técnicos como la posición del micro, la distancia a la boca o la ganancia utilizada, que pueden variar el sonido enormemente de la toma original al retake.

Locuciones

Cada uso diferente, se debe pagar

Antes de dar este apasionante tema por zanjado, quiero analizar un detalle más sobre los derechos de la voz. Cuando un locutor da presupuesto para un proyecto, al realizar la locución está otorgando derecho a usar su voz en ESE PROYECTO. No en otros.

Os explico algo que puede ser habitual.

Es posible que el cliente final decida anunciarse en radio en su localidad. El locutor cobrará el precio para ese tipo de difusión. Lo mismo que hará el estudio con la música, que será licenciada para emisión en radio local.

Sin embargo, el cliente decide un mes más tarde, que quiere también emitir ese trabajo en la televisión y en las salas de cine de la ciudad.

A nivel técnico, podría reutilizar esa misma grabación. Pero se deben pagar los derechos tanto de la música como de la voz. Esto es porque el uso y la difusión de la pieza ha cambiado y también cambia el precio de su utilización.

Lo mismo ocurre si la licencia solo nos otorga derecho de uso de 1 año. Pasado ese tiempo, tendremos que renovarla para poder seguir utilizando ese mismo trabajo. Se puede firmar en un contrato donde se estipule que permisos concede el locutor, pero la simple contratación por email dejando claras las condiciones de uso puede dejarlo patente.

En el caso de que un locutor grabe una voz para un spot o para un indicativo de radio, significa que su locución se puede usar SOLO dentro de ese proyecto concreto.

Cuando contrates a un locutor, habla con él y define qué uso se va a hacer de su voz.

No tengas miedo de ser claro con el uso que necesitas hacer del trabajo y consulta cualquier detalle sobre el que tengas dudas.

Negociando las tarifas

Si eres locutor y estás empezando a vender tu voz, seguramente no sepas por dónde empezar. No te preocupes. A mí también me ha pasado. Por eso, quiero darte algunos tips que puedes hacer tuyos.

  • Pide todos los detalles posibles: Antes de apresurarte a dar un precio cerrado, asegúrate de tener todos los detalles sobre cómo se va a realizar el trabajo, cuanto tiempo hay para hacerlo y donde se va a utilizar tu voz. Se abiertx y no tengas miedo a expresar tus dudas.
  • Antes de empezar a grabar nada, asegúrate de tener la confirmación del cliente. En caso de trabajar con alguien por primera vez, no es extraño pedir un porcentaje por adelantado. Sobre todo en trabajos de presupuestos altos.
  • Hay quien cobra por realizar castings a medida o demos para el texto que se va a realizar. Si no tienes demasiadas demos o trabajos realizados que se puedan escuchar, esto se puede hacer gratis para que el cliente confíe en nosotros.
  • En trabajos muy largos o muy tediosos, como puede ser editar y exportar un audio largo en múltiples archivos, debemos tener en cuenta cuanto tiempo nos va a llevar ese trabajo y estimarlo para asegurarnos de dar un precio correcto.
  • Los extras, como pueden ser la edición de archivos o el procesado de la voz debería cobrarse a parte, incrementando el presupuesto y ofreciéndolo como opción alternativa y no obligatoria.
  • Podemos contar con una persona que edite nuestros audios (un técnico de sonido) y en ese caso, deberíamos saber cuanto nos cobra esa persona antes de dar un presupuesto cerrado a nuestro cliente.

Como podéis ver, el precio de cada locución puede variar, dependiendo del proyecto. No podemos hacer tarifas planas ni una lista de precios cerrada porque cada trabajo puede tener unas características muy concretas. Pero siempre es importante fijar de entrada las condiciones de la contratación para evitar mal entendidos, malos rollos y enfados.

Que todo el mundo cobre lo que merece por su participación en un proyecto siempre es lo mejor para todos, incluido para el cliente que pone el dinero.

Locución en Remoto: Dirige una sesión desde cualquier lugar

Te traigo tres plataformas para dirigir una sesión de locución en remoto desde tu propia oficina. Conectarse estudio a estudio es muy fácil con estos programas.

Te traigo tres plataformas para dirigir una sesión de locución en remoto desde tu propia oficina. Conectarse estudio a estudio es muy fácil con estos programas.

¿Quieres saber cuánto puede costar una locución para ese trabajo que tienes en mente? Si estás preparando un proyecto y buscas presupuesto, no des más vueltas. Consultame y te daré un presupuesto personalizado.

Está muy de moda el término tele-trabajo. Pero, lo que parece una simple excusa para no ir a la oficina y quedarse en pijama en casa, en realidad es una forma genial de trabajar deslocalizado.

En otro post ya os hablaré de mi experiencia trabajando desde hace algunos años en mi propia casa. Pero hace falta mucha constancia y bastante profesionalidad para llevarlo a cabo todos los días y no caer en la tentación de quedarse toda la tarde viendo la tele 😁

En fin. Hoy os quiero hablar de otra de las ventajas del tele-trabajo y las conexiones de alta velocidad: La posibilidad de conectar un locutor con un estudio o con un cliente y poder realizar una sesión de locución dirigida por otra persona.

Algo que hacemos a menudo los locutores que trabajamos en un estudio propio es conectarnos con nuestro cliente a través de Internet para que pueda dirigirnos sin molestias ni pérdidas de tiempo. En ciudades como Madrid o Barcelona, cada vez es más molesto para el cliente o un creativo, tener que trasladarse a un estudio para dirigir una sesión de grabación de apenas media hora.

Es verdad que en los trabajos importantes de publicidad aún se sigue haciendo. Pero cada vez menos desde la pandemia.

Y es que, la posibilidad de quedarte en la oficina mientras opinas sobre cada toma y tienes un ojo puesto en la bandeja de correo, es muy tentadora.

Ya no digamos, cuando un locutor no reside en ciudades como estas y quiere acceder a castings importantes.

Os voy a dejar una breve lista de softwares que he probado y funcionan realmente bien para que mi cabina esté directamente conectada a otro estudio o al ordenador de un cliente.

Y si quieres grabar una locución conmigo en remoto, escríbeme aquí y hablamos sobre cómo hacerlo.

Source-Connect

Es la solución más habitual utilizada tanto por estudios como por locutores profesionales que cuentan con cabina de grabación en casa. Lo he probado en algunas ocasiones y ofrece un sonido sin prácticamente nada de retardo. Funciona directamente en el DAW y permite grabar, por ejemplo a un locutor que no está en el estudio fácilmente.

Puedes enviar audio al locutor mientras graba para que pueda escuchar la música o alguna referencia, pero si buscamos una sincro muy ajustada, con la velocidad de las redes actuales no es posible. Aunque pronto con la expansión del 5G…

Además de conectar a un locutor con un estudio para la grabación en remoto, permite crear multiconexiones para una colaboración más compleja. Es uno de los sistemas más completos que existen hoy en día.

Además, cuenta con Source-Connect Now para una configuración muy sencilla y que el locutor o el cliente puedan enviar y recibir audio sin tener que instalar nada en su ordenador.

Aquí podéis ver más información de Source-Connect.

Listen.to

Es un software muy similar al anterior. Permite el envío y recepción de audio con toda la calidad que nos permita nuestra tarjeta de audio (hasta 96kHz) y grabar en remoto a un locutor que no está en el estudio.

Lo he utilizado mucho para dirigir y grabar sesiones de audiolibros y es muy cómodo. También permite trabajar directamente dentro del DAW, aunque en mi caso lo he utilizado como un programa a parte para enviar desde la consola UAD lo que yo estimaba oportuno en cada momento.

Es un software bastante sencillo que nos sirve para hacer una transmisión y que alguien nos escuche con un sencillo link. También se pueden realizar configuraciones complejas y enviar y recibir calidades de audio diferentes y con latencias distintas para priorizar la conexión más importante sin tenemos una conexión más pobre.

Os dejo un link para que echéis un vistazo a Listento.

Sonobus

Sonobus es una alternativa a los dos anteriores, con la diferencia de ser de código abierto y totalmente gratuito.

Es un software para la transmisión de audio en alta calidad que permite conectarse a varios usuarios en un único grupo. Es un programa sencillo y flexible pero con muchas posibilidades.

Está pensado para sesiones de grabación de música en remoto, pero se puede utilizar perfectamente para una sesión de locución con un cliente o un estudio.

Aquí encontrarás más info sobre Sonobus

Estas son algunas de las opciones más habituales, pero hay muchas más. Tanto profesionales como más de andar por cada.

Mi recomendación si eres locutor, es que si grabas en una sesión en remoto, trates a configurar una grabación local paralela en tu ordenador. De ese modo, si algo fallase en la conexión momentáneamente, no se iría al traste tu mejor interpretación. Es algo que hago siempre en las sesiones que realizo.

Locutor para contestador y sistemas IVR: La voz del teléfono

Hoy hablamos de la importancia de contar con un locutor profesional para los mensajes de contestador o centralita telefónica en una empresa.

Hoy hablamos de la importancia de contar con un locutor profesional para los mensajes de contestador o centralita telefónica en una empresa.

¿Quieres saber cuánto puede costar una locución para ese trabajo que tienes en mente? Si estás preparando un proyecto y buscas presupuesto, no des más vueltas. Consultame y te daré un presupuesto personalizado.

Los contestadores y los IVR son sistemas utilizados por muchas empresas para atender y canalizar las llamadas de los clientes. ¿Sabías que puedes contratar un locutor profesional para grabar los mensajes de bienvenida del contestador de tu empresa?

Piénsalo de esta forma. Si recibes muchas llamadas, que no siempre puedes atender en el momento. Si te preocupa la imagen de tu marca y lo que piensan cuando entran en tu tienda… ¿Por qué no ibas a atender las llamadas también de esa forma excepcional? Es importante dar esa imagen de seriedad que, en este caso nos puede aportar una voz profesional a través del teléfono.

No se trata únicamente del mensaje de voz que queramos dar. Si no del peso en las palabras adecuadas, el tono para cada situación, como veremos más adelante o el tipo de tono de la voz, dependiendo del tipo de empresa y de público que tengamos.

Anímate a pedirme presupuesto más arriba o escucha mis demos de voz para saber si puedo encajar como voz de tu marca.

Pongámonos en situación.

Probablemente alguna vez has tenido que llamar a una empresa para solicitar información, soporte, ayuda o algún tipo de información o servicio teléfonico. Sin embargo, no siempre nos atiende una persona real después del tono telefónico.

Sí. En 2023 muchas cosas se hacen todavía por teléfono. Y es que, a pesar de la tecnología, las apps, y que a los jóvenes les da vergüenza hablar con un desconocido por teléfono. Suele ser la herramienta más cómoda cuando queremos ponernos en contacto con una empresa o incluso presentar una reclamación. Y como no todas las llamadas serán iguales, en el caso de tener varios departamentos, necesitaremos redirigir la llamada al más adecuado en cada caso.

Las empresas más pequeñas tienen a una única persona destinada a recibir las llamadas, suele ser alguien de oficina con varias tareas asignadas. Pero en el caso de empresas un poco más grandes este cargo puede ser exclusivo o incluso tener a varias personas en varios departamentos capaces de atender llamadas de los clientes. Es posible que tu empresa tenga varios departamentos como “marketing y ventas”, “atención al cliente”, o “reclamaciones”. Y a través de la información que demos en los primeros minutos, nuestra llamada será enrutada al departamento más adecuado para que un una persona especializada pueda atendernos.

Este es, básicamente, el trabajo que realiza un sistema telefónico de IVR.

El término IVR proviene del inglés: Interactive Response Uni. Se trata de un sistema telefónico grabado que responde al usuario, reconociendo la voz o tonos del teclado. Se trata de un sistema con bastantes años de antigüedad, pero que se sigue usando mucho en la actualidad.

Si alguna vez una voz te ha dicho eso de “pulse 1 para…” o “diga o marque su número de dni”, has hablado con uno de estos sistemas. En realidad son máquinas muy sencillas que utilizan voces grabadas para ofrecer información o realizar preguntas y tienen un recorrido muy limitado que ha sido programado con anterioridad.

¿Diferencia entre contestador e IVR?

Los contestadores en realidad son mucho más sencillos que lo que hemos visto. Simplemente transmiten un mensaje grabado y ofrecen un tono tras el cual podemos grabar un mensaje.

En las empresas, los contestadores telefónicos se pueden utilizar para informar del horario habitual de atención al cliente, festivos, etc y ofrecer una alternativa de contacto como el correo electrónico, además de ofrecernos dejar un mensaje grabado para la empresa.

Cuando necesitamos enrutar la llamada hacía un departamento concreto o ofrecer un grano de interacción, instalamos un sistema IVR.

La voz detrás del teléfono

Las empresas se preocupan mucho de la publicidad en medios, de su propia web etc, pero en muchas ocasiones dejan de lado una vía de comunicación que, bien utilizada, puede aportar muchas ventas a las facturación mensual y mejor percepción del cliente sobre nuestra marca: El teléfono.

En general, el buen trato a través del teléfono cuando recibimos llamadas, puede aumentar la buena percepción de nuestra empresa. Y los sistemas telefónicos pueden ayudar a agilizar los trámites y tiempos de espera de forma adecuada sin acabar con la paciencia del cliente que nos llama.

Aunque en algunos casos, nos podemos encontrar a la secretaría o el propietario de la empresa en el mensaje pre-grabado, lo más común es que sea un locutor profesional el encargado de grabar los mensajes de contestadores o IVR de la mayoría de empresas. Y hay algunas razones para ello.

¿Por qué un locutor profesional?

Cuando un cliente llama a una empresa, esos primeros minutos de experiencia en la llamada pueden ser vitales para que el usuario tenga una buena impresión de la marca. Por eso es positivo cuidar mucho esta vía de comunicación que puede impulsar las ventas.

Contar con la voz de un locutor profesional en los mensajes de tu contestador da una buena imagen de tu empresa. Profesional, seria, confiable. Un locutor profesional está acostumbrado a grabar todo tipo de trabajos y contará con un estudio en su casa o tendrá acceso a un estudio profesional donde realizar sus grabaciones.

La correcta dicción y el entorno de grabación perfecto de un estudio, permiten que el mensaje pueda ser entendido por el usuario a través de la línea telefónica. Algo imprescindible en este tipo de contacto.

Como comentamos, la voz que escuchamos en un servicio de contestador se convierte en la primera impresión que tenemos sobre la empresa a través del teléfono. Por eso, debe sonar seria y profesional o amable y cercana, dependiendo de los valores que la empresa quiera destacar. Además, el lenguaje de la locución irá en consecuencia al lenguaje utilizado por la empresa con sus clientes. ¿Les trata de usted o de tú?.

Un locutor profesional sabrá adaptar el tono de su voz al tipo de mensaje que quiera transmitir en cada momento y en cada caso. No es lo mismo un mensaje comercial dirigido a un posible nuevo cliente, que un mensaje de calma a un cliente con una posible reclamación.

¿Qué mensajes tendrá un IVR?

Dependiendo de la complejidad del sistema programado, se pueden incluir diversos tipos de mensajes. Desde el mensaje de bienvenida, mensajes de espera, de enrutamiento al departamento más adecuado o mensajes comerciales.

Los mensajes deben ser cortos y sencillos de entender. Las instrucciones sobre lo que debe hacer el cliente deben ser claras.

Como en algunos casos, la línea puede fallar o sonar mal, será aconsejable programar un bucle para que el usuario pueda volver a escuchar el mensaje automáticamente si no realiza ninguna acción.

¿Cómo elegir al locutor para tu contestador?

Lo más importante es que el tipo de voz y locución tengan una relación directa con la empresa y sus valores. Si es una empresa joven que ofrece servicios low-cost y que quiere hablar con sus clientes de tú a tú y con cercanía, puedes buscan una voz joven y natural. Si por el contrario, se trata de un bufete de abogados que quiere transmitir seriedad y confianza, una voz más madura en un tono corporativo puede ser lo más adecuado.

Como locutor con estudio propio, he grabado mensajes para empresas en muchas ocasiones. Así que, si me escuchas alguna vez, no te sorprendas!

Sin aún no has escuchado mi voz, aquí podrás hacerlo.

Aunque la mayoría de clientes necesitan algo bastante sencillo… En algunos casos estos buscan algo más complejo, incluyendo incluso audios comerciales entre los audios habituales para optimizar el sistema telefónico y dar a conocer promociones exclusivas.

Aunque mi consejo es que este tipo de mensajes comerciales no se transmitan cuando se trata de una llamada para una reclamación, ya que pueden acabar con la paciencia de un cliente que ya está enfadado.

¿Aún no has probado a incluir una voz de un locutor profesional en tu contestador o sistema IVR?

Cómo grabar una locución: Problemas que debes evitar

Hablamos sobre los problemas que podemos encontrar al grabar una locución y cómo podemos evitarlos antes de arruinar una toma.

Hoy hablamos en este blog sobre algunos de los problemas más habituales que podemos tener a la hora de grabar una locución y donde tenemos que poner el oído para saber si técnicamente suena bien.

¿Quieres saber cuánto puede costar una locución para ese trabajo que tienes en mente? Si estás preparando un proyecto y buscas presupuesto, no des más vueltas. Consultame y te daré un presupuesto personalizado.

Si eres locutor o locutora y quieres grabar con tus propios medios una locución para un casting, te voy a explicar algunas referencias que deberías tener en cuenta para controlar la calidad de tus locuciones. Y por si te sirve, en este post te hablo de los mejores micrófonos para un locutor online.

Muchas veces dicen que las primeras impresiones son importantes. Pero en esto, son totalmente esenciales. Cuando grabo una demo como locutor profesional para un casting, siempre busco dar lo mejor de mi e impresionar al cliente. Y es que ¡no puedes conformarte con cualquier toma!

Del resultado de nuestros castings o las demos de voz en nuestra web depende directamente nuestro trabajo, ya que si los clientes piensan que no ofrecemos la suficiente calidad, se quedarán con otra persona.

Por eso, siempre es interesante ir revisando las demos que tenemos subidas en nuestra web y preguntarnos si es lo mejor que podemos ofrecer.

A menudo, con la experiencia que nos aporta cada proyecto, vamos mejorando en nuestra forma de trabajar. Y eso con el tiempo se vuelve realmente notable. Así que unas demos de hace 3 años, no serán iguales a las que podrías grabar hoy en día.

Además de realizar trabajos y practicar siempre que puedas, si eres locutor o locutora y estás empezando, te recomiendo obtener algo de formación con un buen foniatra o logopeda que te ayude de forma personalizada a utilizar tu mejor herramienta de trabajo: La voz.

La calidad de una grabación

Hoy nos vamos a centrar en la parte técnica de la locución: La grabación.

Siempre es muy recomendable grabar en estudios profesionales. Pero si estás comenzando en el mundo de la locución y quieres realizar castings o pequeños trabajos, puedes montar un pequeño estudio en tu casa.

¡Tampoco te vuelvas muy locx! El camino para convertirse en un profesional de la voz es muy largo y requerirá de formación adecuada y una inversión en equipo, si realmente quieres trabajar desde tu casa. Si ya tienes un pequeño o gran equipo y quieres grabar tus propias locuciones sin contar con un técnico de sonido, tendrás que estar muy pendiente del resultado de la grabación.

Sin embargo, no te equivoques. Los técnicos de sonido son muy necesarios en este sector y su trabajo no se limita a darle a un botón para grabar. Contar con un técnico de sonido de confianza que pueda finalizar tus trabajos más importantes será clave en tu éxito profesional como locutor.

Hoy te doy algunos tips para controlar la calidad de tus grabaciones:

Antes de nada, asegúrate de tener tu setup adecuadamente configurado:

Auriculares de calidad que te muestren lo que estás grabando, una tarjeta de sonido configurada (ojo con la ganancia del micro! no debería ser muy baja ni muy alta: Entre -6dBFS y -3dBFS de pico estaría bien) y un DAW bien configurado: Lo recomendable es grabar siempre en WAV a 16bits o 24 bits.

Una vez configurado todo, asegúrate de conocer el texto que vas a grabar y haz signos en él si necesitas marcar paradas o puntos de inflexión. Aquí cada profesional puede tener su método. Es importante que hagas un par de pruebas grabadas y volver a escucharlas para comprobar que todo suena bien.

Cuando grabes el texto, asegúrate de hacer un par de tomas buenas por si acaso.

¿Qué puede salir mal en una locución?

Aunque no lo creas en una grabación pueden salir mal multitud de cosas. Por eso, siempre habrá que revisar los audios con mucho detalle.

Ojo a los problemas de audio, como los clips o pops desagradables que pueden sonar en tu voz. Es algo que le quita credibilidad a una locución. Las cuerdas vocales deben estar bien hidratadas para evitar problemas de este tipo. Pero si en algún momento aparece algún sonido que no debiera es mejor regrabar esa parte o editarla. Asegúrate de tener un buen antipop y dejar una distancia prudencial al micro de, al menos un palmo y medio a tu boca.

Los picos o distorsiones están prohibidos. Es posible que cuando probaste el nivel estuvieras un poco más lejos del micro o que con la emoción del texto hayas elevado el nivel de tu voz. Si llegas a 0dBFS esa toma no vale y deberás repetirla para que todo suene bien.

La mala dicción puede ser inevitable pero debemos evitarla a toda costa. En un texto es fácil perder la concentración por un segundo y tener un fallo de dicción un roce o cualquier problema que impida que algún fonema no se entienda del todo bien. Hay que prestar máxima atención a eso y corregirlo regrabando. La locución debe ser siempre muy clara.

El ritmo y la velocidad en la voz serán importantes para que suene profesional. El ritmo debería ser constante haciendo cambios ahí donde se necesite. Los cambios de ritmo mal gestionados o las grabaciones en distintas tomas nos pueden llevar al siguiente problema.

Falta de continuidad: Es posible que hayas grabado un texto en pequeñas tomas para hacerlo más sencillo, pero que a la hora de juntarlo no acabe de pegar. La continuidad en la locución es importante y si no eres capaz de regrabar un fragmento de forma continuada, lo mejor es que vuelvas a grabar todo.

Los ruidos externos son un problema difícil de controlar. Sobre todo si no tenemos un espacio aislado acústicamente. Aún así, no podemos permitirnos ningún ruido externo en una locución. Cuidado también con la ropa y el ruido del propio ordenador con el que grabas.

Otros problema habitual pueden ser chasquidos o clics en la grabación o incluso pequeños cortes. Esto se debe, sin duda, a nuestro equipo o a una mala configuración de la latencia. Lo más probable es que nuestro equipo no esté dando todo el rendimiento que necesitamos.

Sin duda uno de los problemas de una grabación que puede estropearte cualquier casting es la mala acústica. Siempre insisto mucho en este tema. Un 50% de la calidad de tu grabación es la acústica y el otro 50% todo lo demás. Si tienes demasiada reverb en la sala en la que grabas, no podrás editar correctamente la grabación y no sonará profesional.

Si estás comenzando en el mundo de la locución, bienvenido. Espero que estos pequeños consejos te ayuden.

Y si estás buscando una voz para grabar una locución profesional puedes echar un vistazo a mi demo aquí.

Vídeos corporativos y el valor de la locución

Los vídeos corporativos son una forma de comunicación excelente para las empresas. Una forma de transmitir un mensaje de una forma cercana.

Los vídeos corporativos son una forma de comunicación excelente para las empresas. Una forma de transmitir un mensaje de una forma cercana.

Vídeos corporativos de empresa. No tienen que ser aburridos y largos. Pueden ser grandes ideas que se hagan virales, que transmitan un valor como trasfondo o que sirvan para transmitir conocimiento. De esto va el post de hoy.

Los vídeos corporativos son uno de los elementos más utilizados por las empresas que quieren dar a conocer su marca. Forman parte del plan de marketing que toda empresa debe tener.

Así como en los sistemas IVR y contestadores, la empresa puede tener una voz en sus vídeos corporativos. Esta voz puede ser siempre la misma o cambiar en cada vídeo.

Vamos a hablar sobre el vídeo corporativo, los beneficios que aporta y el valor de la locución en algunos tipos de vídeos.

¿Qué es el vídeo corporativo?

Los vídeos son piezas audiovisuales destinadas a hablar de la empresa. En muchos casos no se dedican a vender algo ni tampoco a hablar de un producto. Pero no dejes de leer, porque te interesa. Creeme.

Hay todavía directivos de medianas y pequeñas empresas que desconocen el valor de crear vídeos corporativos. Lo valoran más como un gasto que como una inversión.

Sin embargo, el potencial de estos vídeos de empresa son explotados desde hace años por las marcas más importantes y te voy a contar cómo sacarles el máximo partido.

Los vídeos corporativos pueden ir mucho más allá de los spots que vemos en televisión.

Son piezas de una duración más extendida que pueden contar la historia de la empresa, su misión y sus valores. Permitir que la gente coja aprecio a la marca y su significado. Piensa ahora en marcas como Apple y el amor que sus clientes sienten por ella. Si crees que tu empresa no puede transmitir esa misma emoción u otra parecida, estás muy equivocado.

Los vídeos corporativos pueden permitir que nos adentramos en la empresa, su cultura y su visión y comprender mejor su forma de trabajar. Pero no necesitamos entrar en su fábrica. Quizá podamos contar esta misma historia, de una forma más visual. En nada hablaremos del valor de la idea y el guión.

Tipos de vídeos corporativos:

Ahora que ya sabemos que un vídeo corporativo no es un spot, sino un contenido que puede ser más extenso y su objetivo es darnos a conocer la empresa, vamos a ver los tipos de vídeos corporativos así como su utilidad en cada caso.

Video Corporativo Interno

Es un vídeo corporativo destinado a los trabajadores de la empresa o empresas que tienen una relación con la empresa. En todo caso, no es un vídeo publicitario destinado a clientes.

Puede servir para transmitir valores de marca, formas de trabajar y metodologías.

Pueden ser vídeos de formación para nuevos trabajadores o formaciones destinadas a mejorar un ámbito en la empresa, como puede ser la seguridad.

Es más sencillo que ir dando charlas a todos los trabajadores y más efectivo que escribir una carta o correo electrónico a todos los trabajadores. Su facilidad de comprensión es mayor al simplificar y potenciar el mensaje.

Video de marca

Este tipo de vídeo corporativo estaría destinado a los clientes o clientes potenciales.

Puede ser el típico vídeo que encontraríamos en la home de su sitio web o en redes sociales.

Es un vídeo explicativo en el que se cuentan los valores de la marca y su forma de trabajar. En este vídeo se pueden resumir la historia, acciones y valores diferenciales de empresa. Debería ser relativamente corto y con ritmo y estética agradables.

Branded Content

Muy relacionado al tipo anterior, pero con una diferencia importante. Aquí no importan tanto la empresa y su forma de trabajar. Lo importante es el contenido.

Estos vídeos, bien realizados pueden potenciar nuestra marca sin que esta tenga demasiada visibilidad en la empresa. ¿Por qué no hacer un contenido interesante o divertido que pueda volverse viral?

Son vídeos en los que la historia que se cuenta tiene todo el foco, entrando en juego algunos valores o el punto de vista de la empresa de una forma como trasfondo.

Vídeo de producto o servicios

También puede ser un vídeo encontrado en la web de la empresa. Es un vídeo destinado a clientes en el que se detallan las características o modo de uso de un producto. Son vídeo que podemos encontrar también junto a los stands de productos en tiendas o centros comerciales.

También pueden detallar los servicios de una empresa y la forma de contratar. Además, en este tipo podríamos incluir también los vídeos de preguntas frecuentes.

Vídeos testimoniales

Los vídeos testimoniales recogen impresiones de clientes (reales, por favor) que hayan probado un servicio o producto. Son muy vistos en el cine, tras los primeros visionados de una película y antes de su estreno en todas las salas.

Tutoriales (how to)

Internet es un gran espacio lleno de tutoriales. ¿Por qué no aprovecharlo?

Los vídeos de tutoriales o how to son muy buscados y se pueden aprovechar para dar a conocer nuestro producto o mejorar la usabilidad. De este modo, nos adelantamos a vídeos más amateur y podemos relacionar el uso de ese producto a otros productos o servicios que ofrezcamos que puedan ser complementarios.

Tipos de vídeos corporativos para una empresa

¿Donde se distribuyen los vídeos corporativos?

Además de la televisión, la prensa y los eventos o stands físicos que la empresa pueda situar físicamente , los vídeos corporativos de empresa tienen una gran distribución a través de sitios web o landing page destinadas a posicionar a la marca o un servicio / producto.

También las redes sociales pueden ser nuestras aliadas, siempre que el vídeo sea breve, sencillo y tenga la capacidad de llegar a nuestro público objetivo con el lenguaje adecuado.

Vídeos cortos para redes sociales

En este apartado entran en juego redes sociales como Tik Tok, Instagram o Youtube Shorts, donde el vídeo es el contenido principal y genera un engagement enorme.

Sin embargo, para triunfar en estas redes, la empresa deberá tener una visibilidad ya establecida en ellas y un público objetivo definido. No vale con abrir un perfil en Tik Tok y publicar el vídeo corporativo de nuestra página web hace 4 años.

Tendremos que crear contenido exclusivo para esas redes sociales, que sea breve sencillo y tenga un factor adictivo.

Puede haber muchos tipos de vídeos, pero tienen que ser muy informales.

En cuanto a la repercusión que tengan nuestros vídeos en redes sociales, tenemos que medirlo con mucho cuidado, ya que cada plataforma realiza mediciones con unos criterios distintos. Lo ideal, quizás sea realizar una periodo de prueba en varias de ellas, subiendo contenido de forma continuada, y descartar aquellas plataformas que nos funcionen peor.

¿Qué ventajas tiene el vídeo corporativo?

El vídeo corporativo es una de las muchas herramientas de marketing que una empresa puede tener a su disposición. Y como tal, debería formar parte de un plan más elaborado que cuente con varios objetivos.

Este tipo de vídeos pueden tener algunas ventajas para nuestra empresa:

1. Aumento del tráfico

Si uno de nuestros objetivos es aumentar el tráfico en nuestro sitio y aumentar el tiempo promedio de permanencia en ella, el vídeo corporativo puede ser un arma realmente efectiva. El contenido de vídeo es responsable del 60% del tráfico en la red.

2. Generan interés y conexión con la marca

Con este tipo de contenidos tenemos una plataforma perfecta para dar a conocer los valores y funcionamiento de la marca. Y esto no debería tomarse a la ligera.

A la diferencia de la publicidad, los vídeos corporativos nos permiten conectar con el público de una forma especial. ¿Verdad que alguien a quien conoces te genera más sentimientos que alguien a quien solo has visto en fotos?

3. Fácil de comprender

A menudo, las páginas web de empresas están plagadas de enormes y farragosos párrafos de textos que vienen muy bien para posicionar, pero que no tienen un gran valor para el público.

El vídeo tiene la capacidad de condensar toda esa información de una forma amena y comprensible y que nos llevará menos tiempo que leer todo el texto.

Además de texto, un vídeo corporativo puede estar apoyado por imágenes, sonidos, música y una voz que puede enfatizar aquellos puntos importantes y llena el mensaje de un sentido que solo podemos transmitir a través de la voz.

4. Se puede compartir en muchos canales

La gran mayoría de las redes sociales que triunfan hoy en día están basadas en el vídeo. Poder transmitir nuestro mensaje a través de vídeo nos permitirá llegar más lejos y captar la atención.

5. Mejora la imagen de nuestra marca

El público percibe los vídeos corporativos como algo serio. Pero no serio en el lenguaje. Si no serio, en el sentido de que la empresa se toma la molestia en comunicar.

Muchas empresas aún no lo hacen y aquellas que se suman a las grandes marcas que sí lo hacen, son percibidas como empresas más confiables y modernas.

Cómo hacer un vídeo corporativo de éxito

¿Cómo hacer el mejor vídeo corporativo para una empresa?

El éxito de un vídeo corporativo depende tanto de los objetivos que queramos marcar, así como la elección del contenido, y la elección del público al que vaya destinado. Aquí te voy a dar algunas claves para la creación de un vídeo exitoso.

Conocer la empresa

Quizás sea una de las claves más obvias. Para hablar de algo, deberíamos conocerlo a fondo.

Conocer la marca así como sus valores, su visión y misión, será imprescindible para transmitir correctamente todo eso en el vídeo corporativo. Así que, en la fase de guión deberá estar siempre presente una persona con suficiente conocimiento de la empresa como para dirigir el mensaje.

Estilo de producción

Podemos crear un vídeo de imagen real, animación, dramatización, infográfico… Las opciones son infinitas. El estilo de vídeo dependerá en cierto modo de lo que queremos contar y del estilo del mensaje que queremos transmitir.

La fotografía, el tono de la narración, la elección de música y una voz en off, son elementos que deben ser elegidos con mucho cuidado y que estarán marcando el tono general del vídeo.

El mensaje

Es imprescindible marcar unos objetivos antes de escribir ningún guión y hacernos algunas preguntas. ¿Cuál será nuestro público objetivo? ¿Qué queremos conseguir con el vídeo? ¿Cuál será la historia que cuente nuestro vídeo?

Una vez que sepamos todo eso, podremos definir el mensaje que queremos transmitir a través de nuestra historia. Es importante que este mensaje forme parte de un plan de marketing y vaya en sintonía con la imagen que la marca quiere dar.

Duración

Es importante marcar una duración máxima, dependiendo del método de difusión y la utilidad del material. De ese modo, podremos atenernos a esa duración y decidir si tenemos que sintetizar más nuestro vídeo para que no se haga pesado. Todo, sin perder de vista el mensaje y procurar que este, quede claro.

Preproducción

Como en cualquier pieza audiovisual o en el cine, la fase de pre-producción será imprescindible. En ella detallaremos todas las necesidades del rodaje y producción del vídeo así como todo el presupuesto. Si esto lo hace una productora audiovisual, no tendremos que preocuparnos de nada.

Poner voz a un vídeo corporativo: El papel del locutor

Hay muchas historias que se cuentan solas.

Sin embargo, hay otras en las que una voz es el hilo conductor de todo. Nada se entendería sin ese relato hablado, contado o susurrado.

Es el papel del locutor en un vídeo corporativo.

Ya sea de tipo fotográfico o un tutorial, o bien un vídeo de marca… el papel de la voz en tu vídeo puede ser fundamental. ¿Por qué?

Gran parte de lo que decimos con nuestra voz no está en las palabras, si no en la propia voz. El 60% del mensaje está en la expresión no verbal (que también se encuentra en nuestra voz, se puede oír y percibir). Estamos hechos para interpretar la voz de mil formas que van más allá del plano consciente. Por eso, los mensajes escritos generan tanta confusión al no poder transmitir “el tono del mensaje”.

Esto nos lleva al papel fundamental de un locutor, un profesional de la voz que sea capaz de interpretar e imprimir delante del micrófono, la intención necesaria en cada palabra. Y es que, aunque te parezca algo baladí, lleva años de educación y formación llegar a dar forma a un texto de una forma real.

Las imágenes, el sonido, la música… son grandes elementos que ayudarán a que tu vídeo sea increíble. Pero la voz tiene el poder comunicativo perfecto. Refuerza el mensaje y atrae la atención del espectador. Puede aportar seriedad, cercanía o complicidad de una forma que ni los textos ni las imágenes pueden hacerlo.

¿Pero cómo sabemos qué voz puede encajar en nuestro vídeo corporativo?

Como he dicho en otras ocasiones, elegir la voz de un producto como puede ser un vídeo de empresa puede ser complicado. Hay que seleccionar el tipo de público al que está dirigido el mensaje. Decidir el tipo de lenguaje que se usará. Y en base a ello, seleccionar un tipo de voz u otro. Aunque no siempre se elige de esta forma.

Dependerá del tipo de empresa y actividad. Pero se buscan voces que aporten frescura sin perder la profesionalidad y buena dicción. Que ayuden a contar la historia de una forma natural y conversacional.

Lejos de los plastificados y genéricos slogans vendedores que no funcionan.

Buscamos que el mensaje no sea percibido como un intento de venta, ni como un mensaje grandilocuente. Si no algo más cercano. Los mensajes institucionalizados ya no funcionan, no atraen atención. Necesitamos una forma de comunicar más informal.

Las empresas pueden tener voz, su propia voz. Y los locutores profesionales son los encargados de ese objetivo.

Busca locutor para vídeos de empresa

¿Cómo trabajamos los locutores?

Cuando se realiza un vídeo corporativo, la productora crea un guión en el que están todos los elementos: Imágenes, sonidos, cada toma, cada plano, los subtítulos y también la voz en off.

A nosotros nos suele llegar una versión del vídeo con un montaje bastante definido, pero al que posiblemente le quedan muchos detalles. Con ese vídeo y un audio de referencia en el que alguién ha leído el guión del locutor para ajustar los tiempos, nos ponemos a trabajar.

Si además, tenemos la música que llevará el vídeo, nos ayudará a captar el mensaje completo que se quiere transmitir y encontrar el ritmo o cambios de ritmo, el tono y, en definitiva, la forma de locutarlo.

Haremos una grabación, que no tiene porqué coincidir totalmente con el vídeo y si a nuestro cliente le encaja, harán cambios en el guión para adaptarse a nuestra locución o nos pedirán los cambios necesarios para que todo cuadre.

En otros casos, el trabajo consiste en traducir o poner voz a alguien que entra en pantalla. Entonces hablamos de sincronización, que puede ser por tiempo en el caso de traducción al estilo de los reality o labial si es un doblaje como en el cine. En el segundo caso, será necesaria una buena traducción y un ajuste antes de ponerse a grabar.

Tres claves para elegir locutor

Te voy a dar tres claves para elegir la voz más adecuada y que podrás ajustar a tu proyecto.

Locutor o locutora

Elegir si queremos que nuestra empresa tenga voz femenina o masculina puede ser más o menos relevante. No tiene por qué ser imprescindible.

Esto puede depender del tipo de público o producto o simplemente de lo que queramos transmitir. Lo cierto es que, tanto locutoras como locutores pueden hacer un trabajo excepcional y la elección puede ser algo más bien estético.

Edad del locutor

Una vez más, dependiendo del tipo de producto, servicio o público taget, podemos elegir un tipo de voz en la que nuestro mensaje suene más natural. No intentaremos hacer que un locutor de 50 años hable como un adolescen ni viceversa. Este tipo de cosas puede hacer sonar demasiado artificial la locución.

Natural o más comercial

Hay locutores capaces de transmitir total apatía o informalidad en su mensaje y otros con una voz más institucional o comercial. La elección de la voz más adecuada dependerá del mensaje que queramos transmitir. Una vez más, para que no suene artificial.

¿Cuanto cuesta una locución para vídeos corporativos?

Como has visto, hay muchas variables de vídeos corporativos. Y el papel de un locutor profesional puede ser importante.

El precio de una locución para este tipo de vídeos dependerá de los canales de distribución, duración (en número de palabras), la interpretación necesaria, sincronía a vídeo, etc.

Cada proyecto es totalmente distinto y habrá que buscar el enfoque adecuado.

La voz puede ser grabada de forma aislada o puede formar parte de toda la sonorización del vídeo. En cualquier caso, el locutor preparará un presupuesto para ese proyecto que dependerá principalmente de los puntos que hemos visto.

Si quieres contar con mi voz en un proyecto de vídeo corporativo para una empresa, echa un vistazo a mis demos y cuéntame lo que tienes en mente a través del formulario de esta web.

Plataformas de locutores: Mi sincera y cruda opinión

Plataformas de locutores internacionales. Una oferta de trabajo freelance para voice overs que no funciona tan bien como nos gustaría.

Plataformas de locutores internacionales. Una oferta de trabajo freelance para voice overs que no funciona tan bien como nos gustaría.

Bodalgo, Voice123, Voices.com, Bunny Studio… El mercado de la comida rápida de los locutores ha abierto sus puertas. Voces y locuciones económicas, fáciles de contratar y sobre todo… rápidas.

Como si de un McDonalds se tratara, las plataformas de voces online prometen a sus clientes, locuciones en muy poco tiempo y de forma económica. El negocio ha proliferado en los últimos años gracias a las mejores conexiones de internet y a que muchos locutores han comenzado su carrera como freelances, trabajando desde casa.

Llevo unos 3 años en esto de la locución profesional, desde que comencé a montar mi pequeño estudio en casa. Y una de las cosas que hice cuando me empecé a tomar esto en serio fue abrirme un perfil en las principales plataformas de locutores que encontré. Algunas te dejan subir unas demos de voz y tener un perfil gratis, aunque para acceder a castings tienes que pagar. En otras puedes estar de forma gratuíta y acceder a trabajos que no están muy bien pagados. Y en otras, casi ni pagando accedes a un trabajo.

Decidí abrirme un perfil y subir una demo en todas las que pudiese. Quien sabe, quizá así me vean más. Y lo cierto es que muchas de ellas no me han dado absolutamente nada.

Reconozco que he pagado durante un tiempo en un par de ellas. No al mismo tiempo. Fui probando para ver si así entraban nuevos castings y clientes que, quien sabe, igual podía fidelizar. Y tengo que decir que, en mi caso la experiencia ha sido algo tibia. Ha sido, para mi sorpresa, una de las que no piden nada de nada, la que más trabajos me ha traído. Trabajos muy mal pagados muchas veces, pero que me han servido para endurecerme en la batalla. Ya sabes, a fin de cuentas cuantos más trabajitos vas haciendo más experiencia vas cogiendo y más vas aprendiendo.

Lo cierto es que, estas famosas plataformas pueden venir bien para esos locutores que están empezando y no tienen ningún cliente fijo. El planteamiento no está mal pensado del todo. Algunas te dejan que seas tú el que se tiene que entender con el cliente y otras hacen de intermediarios para que no tengas que preocuparte más que de grabar los casting y los trabajos. Entiendo que es una forma de poner en común muchas voces para que los clientes menos experimentados puedan acceder a voces profesionales con facilidad.

Una de las cosas que menos me ha gustado en todas estas plataformas, son las prisas a la hora de solicitar un casting. En muchos casos, gana el que más rápido graba y no el que mejor lo hace. ¿Dónde queda la calidad en todo esto?. Lo redondo de todo el tema, es que después de haberte pedido que grabes tu trabajo en X minutos (algo que suele pedir la plataforma, no el cliente), días más tarde recibas un reclamo del cliente para hacer un cambio. ¿No era tan urgente?. Bueno, esto por desgracia, pasa en todos lados.

En este tiempo son pocos castings y muchas menos oportunidades de grabar trabajos realmente buenos. No quiero dar mi opinión concreta sobre ninguna plataforma en concreto porque mi experiencia puede no ser la misma que las de otros locutores. Tal vez mis demos no gustaban o lo que sea.

Pero en general y viendo comentarios de otros compañeros de profesión mucho más experimentados que yo, lo que me queda claro es que, o el sistema no funciona muy bien en muchos casos o algo no huele del todo bien. Trabajos reales disfrazados de casting para que algún ingenuo grabe todo el texto grátis, castings para conseguir (grátis también) voces para entrenar a inteligencias artificiales…

El problema de la difusión

La peor parte que le veo a estas plataformas de trabajo, es que no tienen mucho en cuenta el tiempo de explotación y la difusión o el impacto que va a tener el producto.

Como locutor, te puedes encontrar trabajos que pueden tener bastante difusión por precios que no corresponden en absoluto y que no se diferencian gran cosa de otros pequeños. Además, funciona mucho por la oferta y la demanda.

¿Cómo podemos defender nuestros derechos?

Cuando en una plataforma no puedes conocer a quién está detrás del pedido y tienes que aceptar un presupuesto ya cerrado, me parece que las condiciones no son del todo justas. Es cierto que en muchas de ellas “pones tú las tarifas”, pero todos sabemos que si no pones unas tarifas demasiado bajas, no te llega ni un solo proyecto. Por lo cual, nos quedamos como estamos.

Cobras por realizar una grabación que no sabes dónde acabará y durante cuanto tiempo se utilizará

La despersonalización de los locutores y la utilización de las voces sin pagar unos derechos hace muy poco favor a nuestra profesión. Empecé dándome de alta en estas plataformas con mucha ilusión, pues la idea de trabajar como freelance y ofrecer mi voz en estos enormes bancos de voces a cualquier cliente en cualquier parte del mundo me pareció buenísima.

Pero poco a poco he ido viendo las condiciones lamentables que ofrecen estos castings, que ni siquiera nos permiten hacer un seguimiento a los proyectos que grabamos o exigir nuestros derechos. Cobras por realizar una grabación que no sabes dónde acabará y durante cuanto tiempo se utilizará y para colmo cobras mucho menos de lo que deberías por ese trabajo.

No quiero quitarle a nadie las ganas de probar por sí mismo este tipo de plataformas para locutores. Si estáis empezando, puede ser una buena forma de comenzar a grabar guiones. Pero no esperéis tantos proyectos como para pagar los gastos o ni siquiera poder practicar lo suficiente. Me consta que en Inglés, estas plataformas llevan más tiempo funcionando y puede que las cosas funcionen de otra manera. Pero en Español (y ojalá pueda borrar este post, arrepentido en un tiempo), la cosa no da para mucho.

Creo que la idea no es mala en el fondo y sé que algunas agencias y estudios están comenzando a trabajar de una forma similar. Si el locutor trabaja desde su casa y puede hacer más trabajos sin perder tanto tiempo, podemos ofrecer un mejor precio a cambio de grabar mayor volumen. En el caso de que se den unas condiciones justas para todos y las agencias o los estudios velen también por los derechos de la voz de los locutores, el negocio y el flujo de trabajo puede ser muy bueno.

Yo animo a los clientes a buscar locutores online que ofrezcan garantías y un trabajo con profesionalidad, defendido desde la experiencia y la formación. Hablar con un locutor de tú a tú y pedirle referencias, os va a evitar unos cuantos sustos si valoráis la calidad.

3 Mitos de los Locutores Online

Los locutores Online, esos profesionales de la voz que se enfrentan cada día al arduo trabajo de poner voz a textos y a veces, también a algunos mitos.

Los locutores Online, esos profesionales de la voz que se enfrentan cada día al arduo trabajo de poner voz a textos y también a veces, a algunos mitos.

En este nuevo entorno de trabajo audiovisual, el trabajo a distancia se ha convertido en algo habitual de nuestra vida diaria. La revolución que veníamos viviendo en los últimos años ha cogido más velocidad en los últimos años y nos ha obligado a utilizar en nuestro vocabulario habitual palabras como “teletrabajo” o “Reunión Online“.

Los locutores llevamos algunos años viviendo esta revolución. Incluso antes de que yo entrara de forma profesional en este bonito mundo, algunos compañeros comenzaron a construir sus propios estudios en casa. Ahora, algunos de ellos publican contenidos increíbles sobre su experiencia animando a otros profesionales a trabajar de la misma forma.

Hoy encontramos locutores ponen voz a spots, audiolibros o e-learning por citar algunos… Que trabajan en estudios. Encontramos también locutores, que deciden montar su pequeño estudio en casa para trabajar de forma online, siendo contratados por clientes a través de su página web. Y luego, encontramos cada vez más profesionales que alternan estos dos mundos. Cada forma de trabajar puede tener sus pros y sus contras. Pero lo que es cierto, es que, a nivel tecnológico las diferencias se van difuminando un poquito más.

Hoy quiero desmentir algunos mitos sobre el mundo de la locución online. Si alguno de estos mitos sobre los locutores online y su trabajo fue realidad en algún momento, está claro que ya no lo es.

Montar un home-studio es realmente caro

Está claro que montar un estudio propio no es del todo barato. Hablamos de material de aislamiento acústico (o acondicionamiento, que no es lo mismo), también de equipos de grabación… En fin.

Pero vivimos en 2021. Y en los últimos años, mucha tecnología se ha hecho realmente más accesible. Ojo! No estoy hablando de los famosos micrófonos USB que, aunque no ofrecen un sonido malo en algunos casos, no me acaban de parecer muy profesionales.

Yo mismo tengo en mi estudio una interface de escritorio, que es una de las más potentes que te puedes encontrar en el mercado. Con unos previos de micrófono absolutamente profesionales, que ofrecen una calidad igual a la de cualquier estudio. Mi ordenador tiene una potencia suficiente para trabajar en audio y tampoco tengo el micrófono más caro del mundo y aún así tengo un sonido profesional. Por cierto, sobre micros para voice overs hablo en este otro post.

Si hace unos años, montar un estudio insonorizado en casa era enormemente caro y engorroso (había que hacer una obra en casa), hoy con las cabinas de voice overs, la cosa ha cambiado mucho. Encontramos algunas marcas populares como StudioBricks y Demvox que fabrican cabinas insonorizada modulares, bastante sencillas de montar. Aunque los precios son algo altos, entre 3.000€ y 8.000€, dependiendo del tamaño y prestaciones, estamos muy lejos del presupuesto y el trabajo que supone crear un estudio insonorizado real en una estancia de 10 o 20 metros.

Es cierto que los locutores online ponemos una inversión importante por delante. Pero con ello conseguimos realizar nuestro trabajo con la máxima garantía para el cliente. En muchos países, los locutores han decidido aprovechar la tecnología actual para deslocalizarse de las grandes ciudades y trabajar en lugares más tranquilos y apartados.

Los locutores quieren competir contra los estudios

No solo es un mito, sino que es una mentira. Un locutor se dedica a poner voz a proyectos audiovisuales. En ningún momento pretenden suplantar los servicios de otros profesionales.

Un locutor puede preferir trabajar desde casa para tener mayor flexibilidad, para no tener que vivir en una gran ciudad como Madrid o Barcelona o para reducir su huella de carbono, sus desplazamientos y su gasto de tiempo. Pero siguen haciendo lo mismo.

Se habla también sobre presupuestos y hay quien dice que quitando el estudio de grabación de la ecuación, el presupuesto es más económico para el cliente o la agencia. Pero esto también es un error. Los locutores ponen voz y los estudios realizan producción, mezcla, mastering… No veo ninguna campaña de publicidad en la que no haga falta la participación de un estudio en la realización de la pieza de audio.

En mi caso, soy locutor y también técnico de sonido. Pero cobro cada servicio por separado. Y habitualmente no realizo las dos labores en el mismo proyecto.

Los Locutores Online trabajan habitualmente con estudios, incluso muchas veces de forma presencial. En este nuevo panorama audiovisual, las formas de trabajar han cambiado, pero todos los partícipes del proceso se han adaptado para aportar su parte.

Los locutores online ofrecen una calidad pésima

Me remito al primer mito para hablar sobre este punto.

Es verdad que hay bastante intrusismo en esta profesión. Personas que no tienen la formación adecuada para afrontar un proyecto y tampoco tienen el equipo adecuado. Por eso creo que es obligación de los locutores online ser transparentes totalmente con el proceso de grabación. Si entras en el site de un locutor online y no descubres rápidamente qué equipo tiene ni cómo es su estudio, sal huyendo de ahí!.

En mi caso, encontrarás tanto mi equipo de grabación (AKG C214, Apollo Twin X, Pro Tools), como fotos de mi estudio que te demostrarán cómo trabajo día a día. Pero sin duda, la mejor prueba de calidad es escuchar las propias demos, donde notarás rápidamente la calidad que puede ofrecer un locutor. Y si aún así tienes dudas, siempre puedes pedir una pequeña prueba personalizada y solicitar que te la entregue sin procesar el audio.

Así que no, no es cierto que los locutores online ofrezcan menor calidad, porque hoy en día hay equipos muy profesionales aptos para trabajar en cada.

Estas son algunas de las perlas y los mitos que podemos escuchar sobre los locutores online, todavía hoy en día. Como ves, el mercado y esta profesión tan bonita de poner pasión y vida a un texto va cambiando poco a poco. Y seguirá cambiando y nos seguiremos adaptando a lo que venga. Altavoces inteligentes, Audio a medida, nuevos contenidos…

Locuciones gratis. ¿Debo cobrar por mi voz?

¿Debe un locutor realizar locuciones gratis? ¿En qué casos? Ponemos fin al eterno debate entre profesionales.

Grupos de Facebook, foros, webinars, reuniones profesionales… Siempre sale a relucir el tema de las “locuciones gratis” en cualquier reunión de locutores. ES EL ETERNO DEBATE.

Un debate que, en realidad me parece tan desgastado como insípido.

En grupos de locutores “profesionales” encontramos constantemente a gente que se ofende mucho cuando sale esta pregunta: ¿Debo cobrar por hacer una locución?.

El argumento de estos ofendiditos es siempre el mismo:

Hay que cobrar siempre por las locuciones. Si no lo haces, estás haciendo daño al sector. Bla, bla, bla.

Por este motivo hoy quiero hablar del valor de la locución en un sentido que va mucho más allá del valor exclusivamente monetario. También te voy a dar algunos ejemplos de trabajos que puedes realizar sin cobrar y te diré porqué tu voz es algo por lo que deberías cobrar.

¿Se pueden hacer locuciones gratis? ¿Tiene alguien derecho a pedirme una locución gratuita?

La cadena de valor

En los trabajos audiovisuales, la locución siempre suele ser lo último. No solo lo último en lo que se trabaja si no lo último que se presupuesta. Muchas veces me llegan solicitudes de trabajo en las que me especifican que no tienen casi presupuesto. Es decir, se han gastado todo el dinero del proyecto y lo que les queda para grabar la voz es X. Y es lo que van a dedicar a la locución, el dinero que les ha sobrado después de pagar a actores, iluminación, sonido, graphics… ¡¡MALDITA SEA!! Somos los últimos en la cadena de valor.

Sin embargo, en un spot en el que la voz en off es importante, esto no debería ser así.

¿Cuál es el precio correcto de una locución?

Pero ocurre. Los clientes muchas veces no tienen en cuenta nuestro trabajo en el presupuesto y por eso nos piden que nos ajustemos al presupuesto que “les queda”. Es una lucha constante y cada uno debe elegir si pasa por el aro o no. Es un trabajo de pedagogía el que tenemos que hacer con los clientes para poner en valor la importancia de la locución en el proyecto.

Sin duda, hay motivos por los que podemos seleccionar un trabajo por un precio más bajo al que teníamos pensado: No nos lleva mucho tiempo, nos aporta visibilidad o es un trabajo muy interesante para nuestro porfolio

¿Por qué debes cobrar siempre?

Si eres locutor, pero te dedicas a esto en los ratos libres o es la primera vez que haces una locución y has entrado aquí buscando cuanto deberías cobrar, no debes preocuparte. Entiendo que ahora mismo no eres un locutor profesional y deberías cobrar lo que creas justo por tu tiempo y tu esfuerzo. Solo te diría que tengas en cuenta la exposición que va a tener tu locución. Cuanto mayor vaya a ser la audiencia, más deberías cobrar.

Ahora bien. Si eres locutor profesional, ya estamos hablando de otra cosa. Pero ¿Qué me convierte en locutor profesional? ¿Una foto de perfil al lado de un micrófono? ¿Una página de Facebook con mi nombre y la palabra locutor? ¿Un cursillo online que hice hace algún tiempo? Nada de eso. Te contaré cuales son las cualidades que se entiende que tendrá un locutor profesional.

Formación.

Pongo la formación la primera, porque es la parte que más estoy trabajando actualmente y me doy cuenta de lo básica que es. Una buena formación para trabajar la voz, te ayudará a sonar bien y saber cómo debes trabajar. Es vital en un locutor, porque te da los recursos necesarios para enfrentarte sin miedo a cualquier convocatoria.

Experiencia.

Va muy unida a la primera e implica muchísimo tiempo. Los trabajos y la formación te darán experiencia. Pero también hay que buscarla y trabajarla. ¿Cómo?. Pasándose muchas horas trabajando y ensayando. Aquí la formación será importante para que hagas las cosas bien y vayas por el buen camino.

Equipo.

En mi caso es importante. Soy locutor freelance y trabajo en mi propio estudio. Para ofrecer una calidad similar a la de cualquier estudio profesional, he tenido que invertir dinero en equipo profesional. Esto se nota en mis locuciones y aporta valor a mi voz, que debo que tener en cuenta.

Disponibilidad.

Quizá te parezca lo menos importante, pero te equivocas. Una convocatoria puede salir en cualquier momento. En cualquiera. Dejando de lado el tema de los correos en los fines de semana o a las 10 de la noche. La disponibilidad de un locutor para responder rápidamente a cualquier petición de presupuesto y para grabar es indispensable.

Si cuentas con estas cuatro cualidades en mayor o menor medida (excepto el equipo, si grabas en un estudio profesional), te puedes considerar locutor profesional.

¿Locuciones gratis?

Las personas que no son profesionales no hacen daño al sector por no cobrar por un trabajo. Hacen daño al sector por intrusismo y por no saber lo que hacen. Para mí el debate no está en el dinero, si no en la profesionalidad. Otra cosa muy diferente es que una voz que no sea profesional sea lo que el cliente quiera.

¿Cuándo puedo no cobrar por mi voz?

¿Todos los locutores cobran siempre por su voz?

Si un locutor que vive de ello, te dice que siempre cobra por todo, te está mintiendo. Todos hacemos algún favor a un amigo o bajamos nuestro caché por un cliente que realmente lo necesita. Pero hay que saber quien merece realmente ese regalo y ser muy selectivo.

En estos casos, puedes no cobrar por tu locución:

Espíritu de colaboración.

Si te llega una petición de una asociación benéfica y corroboras que el trabajo que realizan no tiene ánimo de lucro. O decides apoyar con tu trabajo gratuito a una campaña o una empresa por un buen motivo, puedes realizar una locución sin cobrar. No pierdes nada y estás aportando valor a algo porque tú lo has decidido. Nunca lo hagas si alguien te promete mucha exposición o si prometen devolverte el favor. No suele pasar.

Un proyecto interesante.

Cuando el proyecto te plantea un reto interesante o el resultado final puede ser una buena demo para tu porfolio, te puedes plantear cobrar algo menos si es necesario. Al fin y al cabo, ese proyecto puede aportarte un valor, más allá del meramente monetario.

Un cliente habitual.

Si un cliente habitual necesita un trabajo pequeño, que no supone un valor importante en su facturación habitual, podrías hacerlo gratis. Siempre que sea un trabajo rápido y simple, puedes tener un buen gesto. No es necesario cobrar todo siempre. A mí me gusta hacer este tipo de regalos, en lugar de bajar mis tarifas. Una buena forma de lograr un buen feeling con tu cliente y fidelizarlo a largo plazo.

Conseguir experiencia.

La experiencia nunca debería ser la excusa para aceptar hacer locuciones gratis. Se puede lograr haciendo castings o realizando grabaciones por tu cuenta. Si vas a dedicar tu tiempo y recursos a un trabajo que va a ser explotado económicamente, deberías llevarte tu parte.

¿Qué opinión merecen los intercambios de voces?

Todo lo que sea colaborar está bien. Pero asegúrate de recibir lo que das.

El intercambio de voces es una táctica que se utiliza por ejemplo a través de grupos de Facebook. Un locutor necesita una voz para su proyecto, pero no tiene presupuesto para pagar a otro locutor. En este caso se pone en contacto con otro compañero para intercambiar voces. “Yo te grabo esto, si tu me grabas lo otro”.

Aquí hay que tener mucho cuidado, porque siempre puede resultar que uno necesite al otro más de la cuenta y el segundo no necesite nada. Siempre tiene que haber un equilibrio en este tipo de acciones y no usar este sistema demasiado. Hazlo sólo con gente de tu confianza y deja muy claro el acuerdo.

No me suelen gustar este tipo de tratos, si no es con algún amigo con el que trabaje muy habitualmente. Pero tampoco es algo que suela realizar gente que viva exclusivamente de ello, sino como una parte de su trabajo.

¿Qué puedo hacer si me piden locuciones gratis?

Si te llegan solicitudes de locuciones o hablando con un cliente, este te pide que le bajes el presupuesto o que lo hagas gratis, debes contestarle siempre, haciéndole entender que eres un profesional que invierte tiempo, esfuerzo, experiencia y conocimiento en ello.

Suele indignar bastante que alguien te pida un trabajo gratis, pero deberás mantener la paciencia y explicar adecuadamente que tu locución tiene un valor como producto intangible y que tu trabajo debe ser pagado de manera justa.

No te preocupes si ese “cliente” no te vuelve a contestar. Te habrás quitado un peso de encima.

Conclusión

Los locutores que realmente son profesionales no se preocupan por estas cosas ni se sienten ofendidos porque otros cobren menos o incluso hagan locuciones gratis. Saben que la gente que trabaja gratis no tiene la formación o la experiencia suficiente.

Si tus clientes dan valor a tú trabajo, no debes preocuparte por estas cosas. Pero para ello tendrás que trabajarte una cartera de clientes que merezca la pena y deshacerse de aquellos personajes que siempre te piden que bajes tus precios o que se lo hagas gratis.

La gente que se preocupa más por lo que los demás hacen o siempre quieren decirte lo que deberías cobrar, no son verdaderos profesionales. Por eso tienen miedo de que alguien sin experiencia o sin formación les quite el trabajo.

Grabando una locución para Google Actívate

Aquí os dejo una captura de la campaña que locuté para Google Actívate. El programa de cursos gratuitos de la marca cuenta con mi voz

Aquí os dejo una captura de la campaña que locuté para Google Actívate. El programa de cursos gratuitos de la marca cuenta con mi voz en su nueva campaña que consta de 3 breves vídeos. Hoy en día tenemos que seguir formándonos constantemente y Google ofrece una buena solución para poder hacerlo en cualquier momento y desde nuestra propia casa.

La campaña la podéis ver ya entre vídeo y vídeo en Youtube.

Si tienes en mente el guión de tu próximo proyecto y necesitas grabar una locución para tu próximo vídeo, para una campaña de publicidad… Escríbeme y hablamos. Puedes escuchar más demos aquí.

Consejos para grabar una demo de locución

Hoy os traigo algunos tips muy útiles si queréis grabar una nueva demo de locución para trabajar locutores o locutoras. ¿Cómo debería sonar una demo? ¿Qué datos debe incluir el archivo? ¿Qué se tiene en cuenta?

Una demo de locución es una muestra del trabajo de un locutor. Su carta de presentación como profesional ante los posibles castings.

¿Quieres saber cuánto puede costar una locución para ese trabajo que tienes en mente? Si estás preparando un proyecto y buscas presupuesto, no des más vueltas. Consultame y te daré un presupuesto personalizado.

Hoy os traigo algunos tips muy útiles si queréis grabar una nueva demo de locución para trabajar locutores o locutoras. ¿Cómo debería sonar una demo? ¿Qué datos debe incluir el archivo? ¿Qué se tiene en cuenta? ¿Que diferencia hay entre demo y reel?

Tal vez hayas llegado hasta aquí buscando cómo hacer tu propia demo de locución o tal vez seas alguien que está buscando una nueva voz para su proyecto. Si este es tu caso, podrás ver mis demos y escribirme aquí mismo.

Si eres locutor o locutora y te dedicas al mundillo de poner voces, una de las primeras cosas que necesitas es una buena demo de voz. Es lo primero que te van a pedir desde cualquier productora o estudio. Si envías un mail para responder a una propuesta o proponerte como locutor, será lo primero que tienes que adjuntar en el mail. Me han llegado a veces propuestas de locutores que quieren colaborar conmigo con un montón de datos… ¡Pero sin demos de voz!

Debes tener en cuenta que la persona que lee tu correo o accede a tu casting no tiene tiempo que perder. No puede pasar un minuto buscando tu demo y suele enfadar mucho buscar algo que no encuentras y tener que pedirlo. Pon las cosas fáciles y adjunta tu demo. Deja de pedir permiso. Adelántate! Envía tu demo siempre por delante.

La locución, como muchas otras profesiones, funciona a través de castings principalmente. Cuando un proyecto necesita de una voz profesional para hacer un voice over, la agencia, el estudio o el cliente convocan un casting. En algunas ocasiones lo hacen a través de una plataforma de locutores internacionales o en castings de voces de estudios, en otras buscan directamente a los locutores a través de sus webs o en sus propios castings de voces y en otras, lo anuncian. Sea como sea, normalmente se eligen varias opciones y se decide cuál es la voz más apropiada para el proyecto.

Una demo sirve para que puedan conocer tu trabajo y contratarte. Si no te conocen, no pueden contratarte.

Ahora bien. Una vez entendido el valor que tiene una demo para un locutor, sobre todo en el caso de un Voice Over freelance, llega el momento de conocer los detalles. ¿Cómo debe ser la demo de un locutor?

¿Cómo debería ser mi demo?

Si estás empezando en el mundo profesional, lo normal es que elijas algunos textos o copies algún anuncio real para crear tu propia demo. Lo ideal sería que crees tu propio texto para una demo de audio.

Si eres locutor online y vas a grabar en tu propio estudio, la demo debería representar tu forma de trabajar, tus capacidades interpretativas y los diferentes tonos que puedes hacer. Pero también debería ser representativa del trabajo real que puedes hacer para un cliente. Ser honesto es lo mejor. Ningún cliente quiere oír una demo de cine y recibir un trabajo con una calidad mucho más pobre de lo que esperaba.

En el momento en el que te propones crear tu primera demo de locución, tienes que saber lo que va a sonar. Haz un pequeño guión en el que incluyas diferentes textos con diferentes intenciones. Puedes grabar una pequeña demo de cuña de radio, otra de e-learning, otra de narración o corporativo… Lo ideal es que sean textos muy cortos.

La demo perfecta tiene que poder escucharse muy rápido. Olvídate de introducciones con tu nombre o de pasajes musicales. En los primeros dos segundos tiene que sonar tu voz, real, sin mucho procesamiento. La música puede ser importante, pero siempre tiene que destacar mucho la voz en la mezcla. Evita las distracciones innecesarias. Cualquier sonido que no aporte nada en la demo (transiciones, cortinillas) sobra. Evita incluir otras voces que puedan confundir sobre cuál es la tuya.

Tu demo debe ser muy breve. En menos de 20 segundos, el cliente o la agencia puede hacerse una idea de lo que está escuchando.

Una demo perfecta para mí, es aquella que en menos de un minuto me demuestra diferentes registros del mismo locutor. Si no tienes mucha imaginación a la hora de crear los textos, puedes pillar textos sin derechos de autor aquí.

Algunas veces me han preguntado si es mejor tener un archivo de 1 minuto con varios ejemplos o demos independientes. En mi opinión deberías tener las dos opciones. Es posible que grabes varias demos de 15 segundos por separado y decidas unirlas en un solo audio. Esto es útil cuando quieres enviar una muestra general de lo que haces.

Pero cuando estás escribiendo por un casting o quieres ofrecer una demo para un trabajo o tipo de cliente muy concreto, lo ideal es que enviaras solo esa demo. Si tienes demos de e-elearning, audiolibro y publicidad en una sola demo, pero estás escribiendo a una agencia de publicidad, olvídate de los otros dos formatos. Envía sólo tu demo de publicidad. Recuerda que la otra persona puede no tener mucho tiempo. Es mejor optimizar.

Diferencia entre demo y reel

Otra de las preguntas habituales es la diferencia entre una demo de locución y un reel.

Las demos de locución son ejemplos de locución. No son trabajos reales. Normalmente no suelen incluir nombres de marcas, aunque pueden incluir textos que ya existen. ¡Cuidado! los textos pueden estar protegidos por derechos de autor. La mejor opción siempre es escribir algo original o coger algo que existe y cambiarlo mucho para que no se reconozca.

Los reel, a diferencia de las demos, son trabajos reales. Un reel es un resumen de los últimos trabajos o los más destacados de un locutor. Sirve no solo para demostrar las diferentes facetas del profesional, sino para aportar las marcas y clientes que han confiado en ese locutor. Lo habitual es que sea necesario un permiso para incluir un trabajo realizado en un reel público, pues ese trabajo estará protegido por derechos de autor.

La grabación de una demo de locución

Cuando vayas a realizar la grabación, no lo hagas todo de golpe. Graba cada registro por separado para luego unirlos todos en un solo audio. Puedes hacerlo en una sola sesión de grabación, pero descansa un minuto entre una y otra y plantea la entonación de la siguiente toma antes de comenzar.

Prepara el previo, el nivel de ganancia y haz varias pruebas de locución antes de grabar. Asegúrate de que el micro esté en la posición correcta y que la grabación no sobrepase los -3dBFS.

Prepara las locuciones, marca las respiraciones y si lo necesitas, también las entonaciones. Respira tranquilx entre cada frase y vigila la dicción. Como es una demo tienes que demostrar lo mejor de tí, así que tómate tu tiempo. Si una frase no te ha salido perfecta, repítela. Luego podrás editar y quedarte con la mejor.

Tu demo es tu carta de presentación. No te quedes con una grabación mediocre. Cuida todos los detalles y procura que no se cuelen ruidos, que no haya fallos de grabación y que no sature la grabación.

AH! Y graba con la misma calidad con la que vas a ofrecer tus trabajos. Si tienes un home-studio, graba en él. No te vayas a un estudio profesional si luego no vas a grabar habitualmente allí. El cliente se va a enfadar si en la demo suenas muy bien y en el trabajo final no tanto.

La edición de tu demo de locutor

Una vez que tienes grabadas las diferentes tomas con distintos registros, es momento de hacer un montaje de tu demo de locución. A ser posible, que dure menos de un minuto. No incluyas una locución con tu nombre y una presentación. Muchas productoras quieren una demo corta y que vaya al grano. Uno o dos segundos de silencio y la primera toma.

Limpia respiraciones y ruidos de la boca. Haz fades si lo necesitas entre cortes y limpia los vacíos. Elige la mejor toma de una frase si has hecho varias y si tienes que repetir una frase, procura que tu postura, la posición del micrófono y tu tono sean exactamente los mismos para que no se note el inserto.

Hay dos opciones: Enviar la demo limpia sin música ni sonidos o enviarla con un montaje de música y sonidos. Dependerá de tus recursos y conocimientos como editor de audio. Yo haría un montaje de cada estilo de locución con una música y efectos para luego unir todo. Y por si acaso guardaría los off por si un cliente quiere analizar mejor la calidad de mis grabaciones.

Añade un poco de compresión y ecualiza si lo necesitas. Pero no te pases, normalmente el cliente quiere escuchar la calidad de la grabación lo más bruta posible, sobre todo si les vas a enviar únicamente el off y el procesado de voces lo hacen ellos. Hay clientes que no quieren que utilices en la demo ni compresiones, ni ecualizadores ni Denoises.

Grabar una demo de locución

El archivo de audio

Una vez que tengas el audio de tu demo de locución exportado (o los diferentes audios en diferentes formatos: Con música, sin música, sin efectos…) es momento de incluir lo metadatos. Si no sabes en qué formato exportar tu audio, lo normal que suelen pedir es Mp3 – MONO o MONO SUMADO (Si solo incluye voz) – 16its – 44.100khz.

Los metadatos de un archivo son los datos de texto que llevará incluidos y que aparecerán en el reproductor o en los detalles del archivo. Cuida siempre este detalle. Dependiendo de si utilizas Windows o IOS, hay diferentes aplicaciones que te ayudan con esta tarea para insertar una cover al archivo y los datos. En IOS yo uso la aplicación Tag Editor, que me permite también copiar los metadatos a un montón de archivos a la vez. Y en Windows MP3 Tag.

Yo siempre incluyo metadatos incluso en los trabajos finales que entrego, porque es un detalle de profesionalidad. Estos son los datos que deberías incluir:

  • Cover: Una imagen cuadrada que a menudo se verá en el reproductor. Puede ser una foto tuya, pero una foto seria, informal. De frente, de perfil o junto a un micrófono. Yo suelo incluir mi logo con mi nombre.
  • Nombre de archivo: OJO! Tendrás que ponerlo dos veces: Como ‘File Name’ y com ‘Title’. Para tu demo puede utilizar esta estructura. NOMBRE_APELLIDO_GÉNERO_REGISTRO(JOVEN-ADULTO-SENIOR)_DEMO.mp3
  • Artista: Incluye aquí tu nombre o tu apodo
  • Comentarios: Yo uso este apartado para poner una o varias vías de contacto como el mail o el número de teléfono. Así, si la demo cae en manos de alguien que no tiene tu contacto o queda en un ordenador, siempre podrán encontrarte fácilmente y ponerse en contacto contigo de nuevo.
  • Género: Puedes utilizar esta etiqueta para incluir los registros de locución que haces en la demo. Por ejemplo: cuña de radio, corporativo, e-learning, spot tv.

Si utilizas tu demo como carta de presentación cuando escribas a una productora y la incluyes en redes sociales y en tu página web para que esté siempre accesible estarás dando una sensación mucho más profesional como locutor o locutora. En algunas ocasiones, cuando escribas a un banco de voces, es posible que te pidan una demo concreta para ellos, que enseñarán a sus clientes. También tendrán sus propias exigencias dependiendo de su manera de trabajar. Ahí te tocará acoplarte a lo que ellos te pidan y volver a grabar una demo nueva solo para ellos.

Espero que mis pequeños consejos sobre demos de locución te hayan servido y que a partir de ahora tus demos estén siempre preparadas para la acción!